El cobre cerró en baja el martes por esperanzas en que las negociaciones por una huelga se reinicien en la mayor mina mundial del metal en Chile, mientras que el aluminio tocó su nivel más alto en 21 meses por preocupaciones por el posible cierre de fundiciones en China para reducir la contaminación.

También presionaba a los metales básicos la apreciación del dólar, que rebotaba luego de que la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, dijo que sería imprudente esperar demasiado para elevar las tasas de interés en Estados Unidos.

El cobre referencial en la Bolsa de Metales de Londres cerró con una caída del 1,4%, a 6.021 dólares por tonelada, retrocediendo desde un máximo en la sesión a 6.190 dólares y de tocar el lunes su nivel más alto desde mayo de 2015 a 6.204 dólares por tonelada.

Los trabajadores en huelga desde hace seis días en la mina chilena Escondida aceptaron una invitación del Gobierno para tratar de reiniciar el diálogo con el operador del yacimiento BHP Billiton.

Los operadores dijeron que la noticia impactó a un mercado preocupado porque fondos que habían tomado posiciones alcistas podrían estar listos para vender ante cualquier señal de que el paro podría culminar. Sin embargo, no hay garantías de que la mediación acerque a las partes en conflicto en Chile.

El aluminio fue contra la tendencia generalizada entre los metales y cerró con una subida del 0,9%, a US$1.887 por tonelada, recortando su avance tras alcanzar el nivel más alto desde el 13 de mayo de 2015 a US$1.907.

El martes, cientos de residentes de una ciudad del noreste de China protestaron contra la construcción de una planta de procesamiento de aluminio, en una señal de creciente indignación pública por la contaminación.

Entre otros metales industriales, el plomo bajó un 2,7%, a 2.355,50 dólares la tonelada; el zinc cayó un 0,5% a US$2.903 la tonelada; el níquel subió un 0,4%, a 10.770 dólares la tonelada; y el estaño bajó un 0,4%, a 19.925 dólares la tonelada.

Fuente: Reuters