¡Hay que meterle política!

Redacción Mundo Minero diciembre 21, 2015 Comentarios desactivados en ¡Hay que meterle política!

Al oro hay que tratarlo como una materia prima básica, igual que el petróleo y los alimentos. El dólar es la divisa en la que se confía y se seguirá confiando.

“Desde Minnesota a Georgia, legisladores preocupados por la crisis fiscal, las políticas de la Reserva Federal y la debilidad del dólar, han presentado proyectos de ley que le permiten a los ciudadanos usar metales preciosos como el oro para declarar impuestos y hacer negocios. La Constitución de EE. UU. prohíbe a los estados imprimir sus propios billetes y emitir su propia moneda, pero tiene una cláusula antigua que sí permite que acepten monedas de oro y plata como pago si así lo deciden”.

Las frases anteriores no son de hoy, pero tampoco de hace muchos años. Son de 2012 cuando el precio del oro alcanzó su máximo nivel y el dólar se encontraba por el piso y fueron publicadas por el portal de la BBC de Londres. Incluso Utah aprobó una ley que reconoció las monedas de oro y plata como medios de pago en transacciones comerciales y se planteó que las oficinas de impuestos recibieran el metal para cancelar las obligaciones tributarias.

El tema es apasionante y da para mucho. Con tanta “popularidad” del oro, una reciente convención del Partido Republicano del país más poderoso del mundo aprobó una comisión que estudiara volver a ligar el dólar con el oro, que Estados Unidos había dejado atrás en 1933, luego de la depresión de los años 30 del siglo pasado.

La dinámica económica es admirable. Han transcurrido solo mil días y la historia es totalmente opuesta. Mientras la divisa-patrón ha recuperado todo su poder (este año se ha revaluado en más del 10 por ciento) el oro y los metales viven su peor momento de los últimos 15 años y solo esperan que la Reserva Federal eleve las tasas de interés para que la moneda se devalúe algo.

No hay que echarse cuentos. Sin duda que el oro y la tierra son las mercancías que intrínsecamente no pierden valor y hacen parte de la riqueza de un país, una sociedad o una familia, pero no hay razón para que el oro deje de ser tratado como una materia prima básica, como el petróleo o los alimentos, así los riesgos geopolíticos sean mucho menores que los del llamado “oro negro”, pero eso no le da una caracterización superlativa. Tampoco cambia que muchos ricos del mundo quieran tener oro almacenado alegando que no permitirán que su tesoro se devalúe.

La realidad es que el poder político y económico de Estados Unidos no se pone en duda y hay una confianza del mundo en ese manejo. Eso es suficiente para que el dólar siga siendo la divisa como se dispuso hace 70 años y se creó el Fondo Monetario Internacional (FMI) para atender requerimientos especiales por incapacidad de pago de los países usando los llamados DEG.

La ironía sigue. Mientras hace unos años se quería dar sepultura al dólar, hoy resulta aclamado. Y no hay señales de lo contrario que sería muy peligroso y una aventura. ¿Alguien se imagina que Vladimir Putin tuviera esos poderes? ¡Hay que meterle política!.

SILVERIO GÓMEZ CARMONA
Director | Editor
silgom2012@hotmail.com

 

Comments are closed.