Kazajistán, epicentro metalero

Redacción Mundo Minero diciembre 30, 2015 Comentarios desactivados en Kazajistán, epicentro metalero

Este país se ha convertido en líder de la industria metalúrgica en cobre y hierro, principalmente, y de su suelo brota una de las mayores producciones mundiales en nueve minerales, según la Administración Geológica de Estados Unidos (USGS en inglés).

Azerbayán, país transcontinental con una parte de su territorio en Asia y la otra en Europa, es la viva imagen de su presidente Nursultán Nazarbáyev. Desde que asumió la primera magistratura en 1991 —cuando se independizó de la Unión Soviética— ha sido el que dirige esta nación. Su personalidad se basa en las excentricidades y en los 2.724.900 kilómetros cuadrados de su geografía nacional ha plasmado algunas.

En 1997 decidió trasladar la capital de Almatý a Akmolá. Este proyecto significó mover la autoridad administrativa y política del país más de 1.200 kilómetros y una fortuna en inversión. Un año más tarde sacó un decreto por el que le cambió su nombre. Hoy, Astana, es una ciudad moderna llena de rascacielos y monumentos imponentes.

Este tipo de caprichos del premier mandatario han sido financiados con los recursos que provienen de la exportación de sus dos principales productos: petróleo y minerales. En el primero es jugador global y en el segundo se ganó un lugar. Para ampliar el territorio de explotación, a finales de junio del 2013 Nazarbáyev anunció que haría productivo un territorio de 1,5 millones de hectáreas, donde se encontraba un epicentro nuclear.

En Semipalatinsk, al nororiente del país, se efectuaron 456 pruebas atómicas entre 1949 y 1989 durante la época de la URSS y en la actualidad es una zona rica en recursos minerales. Allí ha florecido la industria extractiva de carbón en las Minas de Karazhyra y se instalaron empresas que operan con materias primas de la zona como cemento y silicato y se producen elementos prefabricados en hormigón, pizarra, ladrillo y hormigón. Además, se ha iniciado la generación de baldosas de piedra-gabro, mármol y granito.

Estos productos y los extraidos del suelo de 13 de las 16 regiones de la nación no solo convirtieron a Kazajistán en un enclave minero en Asia sino que fueron el punto de partida de la industria metalúrgica a comienzo del siglo XX y responsables de sostener buena parte de la economía nacional en el presente.

Según UN Comtrade, cinco de las diez primeras partidas arancelarias de la cartera exportadora del país entre 2011 y 2013 correspondieron a productos del sector minero. La primera es cobre refinado y aleaciones de cobre en bruto que en este periodo ocupó el tercer lugar general luego de los productos del sector de hidrocarburos. Dicho rubro registró divisas por USD 8.980,6 millones.

En el cuarto lugar se ubicaron las ventas externas de ferroaleaciones, en el séptimo lugar las de minerales de hierro y sus concentrados, incluidas las piritas de hierro, en el noveno las de hullas, briquetas, ovoides y combustibles sólidos similares obtenidos de la hulla y en el décimo las de minerales de cobre y sus concentrados.

Menú minero

Kazajistán ocupa un lugar en el Top 10 de la producción global en nueve minerales, así lo reseña el informe anual 2015 de la Administración Geológica de Estados Unidos (USGS en inglés).

En cromio ocupa la posición más avanzada con al segundo lugar. En 2014 produjo 4.000 toneladas métricas, mientras que en 2013 extrajo 3.700 toneladas. Solo es superado por Sudáfrica. En reservas comprobadas es líder mundial con 230.000 toneladas.

Según la USGS, esta República ocupa el tercer lugar global en la producción del metal de magnesio, de titanio, de dióxido de bauxita y alúmina, y de boro; el octavo en barita y el noveno 9 en fluorita, en sulfuro, en titanio y en manganeso.

Mantener todos los caprichos del presidente Nazarbayev, incluido el patrocinio de un equipo profesional de ciclismo que este año ganó la Vuelta a España con Fabio Aru y el año pasado el Tour de Francia con Vincenzo Nibali, sin registrar otros triunfos, solo es posible si detrás hay una industria bien aceitada de la metalera en una república pintada de azul celeste y amarillo.

Cubrimiento nacional

Con materia prima de sobra, en Kazajistán se han extraido minerales desde hace más de dos siglos. Comenzando el XX, la producción minera era amplia y sirvió para darle vida a la manufactura de transformación. Desde entonces, este rubro es muy activo y cubre casi todo su territorio nacional.

Según Invest in Kazajistán, entidad del gobierno central de inversión extranjera directa (IED), en la parte norte del país se ha desarrollado la industria de metalúrgica de aleación ferrosa y por su parte, en el centro ha imperado la extracción enfocada en la metalurgia ferrosa y no ferrosa.

Más en detalle, son trece regiones en las que este sector es activo. En Mangistausky el 93,19 por ciento de la actividad económica corresponde a la industria minera y de elaboración de canteras, en Kyzylordinsky el 92,89 por ciento, en Atyrausky el 91,99 por ciento, en Kazajistán Occidental el 90,39 por ciento, en Aktiubinsky el 77,20 por ciento y en Kostanaisky el 51,66 por ciento.

En menor proporción aparecen Kazajistán del Sur, en donde este sector participa del 24,81 por ciento de la economía, en Akmolinskaya el 14,61 por ciento, en Karagandinsky el 11,98 por ciento, en Kazajistán del Este el 11,50 por ciento, en Pavlodarsky el 8,55 por ciento, en Zhambyl el 7,69 por ciento y en Kazajistán el Norte del 0,91 por ciento.

 

Comments are closed.