La minería en la Cumbre

Redacción Mundo Minero marzo 14, 2013 Comentarios desactivados en La minería en la Cumbre

 

CÉSAR E. DÍAZ GUERRERO

Director Ejecutivo Cámara Colombiana de Minería

Ojalá se pudiera afirmar aquí que la minería colombiana está en la cima, en el cielo, en la cumbre. Pero no. Para asegurarlo es necesario superar grandes e innecesarios obstáculos que han aparecido en los últimos años y están impidiendo la consolidación de la industria. Por eso, merece la importancia (o más bien poca importancia) que tuvo la minería en la pasada Cumbre de las Américas realizada en Cartagena de Indias.

Dado el permanente crecimiento del sector minero en el PIB latinoamericano, así como los grandes desafíos que enfrenta en diferentes países, se esperaba que la minería fuera incluida como uno de los cinco temas definidos como ejes de discusión en la citada Cumbre, lo cual no sucedió.

En buena hora, en el marco de la reunión de empresarios, se adelantó una jornada en la que se resaltó la relevancia del sector minero como promotor de la economía y desarrollo en los países productores.

En un gran discurso, el presidente de Perú, Ollanta Humala, manifestó de forma categórica que “es una bendición para nosotros tener recursos minerales.” Enfatizó que la educación de los jóvenes es fundamental para superar los conflictos y que el principal recurso de las naciones es la inteligencia. Llamó la atención sobre la minería ilegal como un problema regional.

De una manera práctica se refirió a la relación minería –ambiente- comunidades: a la naturaleza debemos respetarla, y para esto debemos utilizar tecnología de punta, así como implementar estándares en temas de consultas previas. En varias oportunidades reiteró que una mejor calidad de vida de los peruanos va a estar asociada con el crecimiento de la minería, como motor de la inclusión social y base de una mejor educación.

El primer ministro de Canadá, con el orgullo de un país minero, afirmó que la minería es la base del desarrollo social, con aportes superiores a los US$50.000 millones al PIB en el 2011, pues genera más de 300.000 empleos bien remunerados para los canadienses, y con claros ejemplos de que es posible adelantar actividades mineras respetando el medioambiente.

Resaltó que la estabilidad fiscal y la reducción general de la tasa de impuestos han impulsado la inversión en minería. Una posición muy diferente a la propuesta para promover el desarrollo del sector en nuestro país.

El empresariado estuvo representado por dos grandes ejecutivos: Diego Hernández, presidente de Codelco, quien aseveró que sin la minería la historia del éxito económico de Chile hubiera sido completamente diferente, ya que el crecimiento nacional está directamente asociado en los últimos años con el sector extractivo. Resaltó que parte de este éxito tiene que ver con el desarrollo de clusters de minería y que es necesario trabajar en cerrar las brechas medioambientales.

En su espacio, Aaron Regent, presidente de Barrick Gold, aseguró que los recursos minerales pueden impulsar el desarrollo de un país, pero que los gobiernos deben implementar políticas claras dirigidas a ese propósito. Una enorme cantidad de inversiones y beneficios están sobre la mesa, y ya otros países, como Chile, Australia y Canadá, los han aprovechado.

Destaca la importancia de reforzar el capital humano de los proyectos mineros, especialmente en los jóvenes, así como ocuparse de las preocupaciones de la comunidad en general, a través de un dialogo directo, transparente y sin rodeos.

Considera que la industria debe promover diversos escenarios en los cuales pueda mostrar el aporte al crecimiento y a la diversificación de la economía. Respecto a la infraestructura, cree que esta debe ser desarrollada por la industria minera, que aunque genera unos costos significativos, las regiones directamente relacionadas van a tener una mejor infraestructura en comparación con lugares donde no se hace minería.

Como conclusiones generales, se encuentran la importancia de la estabilidad fiscal para incrementar la inversión en el sector, el permanente trabajo y esfuerzo para disminuir las brechas medioambientales, el combate conjunto de la minería ilegal, el desarrollo social producto de las explotaciones mineras y el fomento de la educación de profesionales y técnicos asociados con la industria.

Estas claras e interesantes exposiciones de gobernantes de países mineros y líderes del sector privado nos dejan con el gran reto de lograr que algunos sectores políticos, económicos, ambientales y sociales de nuestro país entiendan que la minería responsable es un gran generador de riqueza y desarrollo, es amigable con el medioambiente y consolida procesos sociales, y que algunos innecesarios conflictos relacionados con la actividad minera están impidiendo llevar prosperidad a una gran cantidad de regiones y esperanza a cientos de miles de hogares colombianos.

Comments are closed.