“La minería puede ser un motor de desarrollo regional”: ex alcalde de Huallanca, Perú

Redacción Mundo Minero septiembre 19, 2017 Comentarios desactivados en “La minería puede ser un motor de desarrollo regional”: ex alcalde de Huallanca, Perú

La minería hace parte de nuestra vida cotidiana y su importancia radica en el conjunto de beneficios que se desprenden de esta actividad. Más allá de las percepciones que se puedan tener, hoy es una industria pujante que se desarrolla en todo el mundo y ha integrado importantes avances en tecnología, seguridad y operaciones.

Hablamos con Luís Alberto Barrenechea, peruano, ingeniero mecánico referente para las comunidades indígenas y campesinas del Perú en temas de desarrollo que en su momento creó un corredor de desarrollo con el apoyo de universidades, ONG´s y empresas mineras para crear la sostenibilidad de su región.

Para el ex alcalde de Huallanca y generador de la alianza estratégica con el proyecto Antamina en Perú, el gran reto que enfrenta la actividad es que se realice con responsabilidad social y ambiental. En entrevista el ingeniero también señala que la inclusión social es el significado real de una minería sustentable, responsable y transparente.

¿Es la minería un motor de desarrollo?

L.B: La minería más que ser un motor de desarrollo regional, es un gran generador de progreso si las cosas se hacen bien y con responsabilidad. Quien se oponga al establecimiento de un proyecto minero, se opone al desarrollo, a que haya trabajo para las comunidades y a que haya más agua porque las empresas educan sobre la gestión del recurso a campesino.

¿Cuál es la forma más adecuada para potenciar los beneficios de la minería?

L.B: Conociendo desde el principio de un proyecto minero las acciones que se pueden hacer en un territorio. Es con planeación que la población puede percibir, recibir y aceptar a la minería como un medio y motor de desarrollo social. Así lo hicimos en Huayanca, llegando acuerdos y organizando las comunidades para aprovechar el desarrollo.

¿Cómo garantizar que todas las empresas cumplan con estándares mínimos para evitar impactos?

L.B: La mejor forma es construir desde el comienzo buenas relaciones humanas entre empresa y comunidad. Cuando hay confianza, se pueden establecer mecanismos participativos de monitoreo como instrumento de control.

¿Qué papel desempeña el Estado en materia de regulación y exigencias?

L.B: El Estado es un actor más. Muchas empresas creen que el Estado debe limpiar la cancha para que ellos entren y muchas poblaciones también quieren que el Estado haga todo. Yo lo que creo es que cada actor debe cumplir su papel y los estándares deben cumplirlos todos. Si los tres, Estado, empresas y comunidad, se ponen de acuerdo en cómo hacer para que la actividad los beneficie a los tres, en cómo cumplir las normas los tres, y cómo apoyarse los tres; la cosa camina, yo no conozco otra manera. Puede haber normas muy bonitas y cincuenta leyes redactadas, pero si se desconfía del minero y se desconfía del gobierno, no vamos a llegar a nada.  Los INCAS decían “si tu quieres ser un humano exitoso, primero construye confianza, después construye conocimiento y vas a ver los resultados que tendrás”. Eso nos falta.

¿Cómo se puede encadenar la minería en un territorio, pero al mismo tiempo buscar estrategias que diversifiquen su economía?

L.B: El equipo profesional que está detrás de un proyecto debe conocer de desarrollo, que vea cuál es el potencial de esa zona en turismo, en pesca, en ganadería o en lo que sea, para que cuando la minería se acabe esas otras economías tengan otra dimensión. El desarrollo si es posible desde y más allá de la minería, pero solo desde la planeación inicial de un proyecto, será posible la diversificación de otras áreas económicas.

¿Qué tan importante es la inversión extranjera en la minería?

L.B: Es importante cuando es una inversión responsable que impulsa el crecimiento económico de un territorio.

P: Países como Ecuador, Perú y chile, ven a la minería como una fuente de desarrollo, ¿cómo ve usted a Colombia?

L.B: Es un país al que veo con un gran potencial y sobre todo con un enorme capital social. Si Colombia valora ese ejemplo de paz que le están dando al mundo, luego de años de violencia y se da cuenta del enorme potencial que tiene, para mi superior al de Ecuador, Perú y Chile, la minería puede transformase en una actividad de esperanza y oportunidades para todos.

¿La minería moderna por qué se debe caracterizar?

L.B: Por ser moderna en todo, no solo en tecnología, maquinaria e infraestructura, sino también en la modernización de la parte social y la parte humana, en sus conceptos, y creo que es en esta parte en donde  falta tecnificarnos más.

P: ¿Cuáles son los mayores desafíos que enfrenta la minería?

L.B: El mayor reto es que la actividad se realice con responsabilidad social y ambiental, sobre todo hay que trabajar mucho en la parte humana. Los pueblos como los nuestros tienen  grandes posibilidades de desarrollarse y progresar, pero hay que hacerlo de una mejor manera.

Fuente: Vanguardia

Comments are closed.