México minero

Redacción Mundo Minero diciembre 7, 2016 Comentarios desactivados en México minero

Este país ocupa un puesto entre los 10 mayores productores del mundo en 22 minerales, según USGS. Sin embargo, la extracción sectorial ha registrado caída en todo el año.

La riqueza de México no solo es petrolera, cultural e histórica. Aparte de los legados de los escritores y muralistas y además de haber sido la casa de dos de las tres mayores civilizaciones prehispánicas, el subsuelo de este territorio cuenta con piedras y metales de todo tipo.

Antes de 1492, los ancestros de este país de más de 2 millones de kilómetros cuadrados marcaron el camino sobre el manejo de estos materiales. El arqueólogo estadounidense Victor Wolfgang Von Hagen aseguró que la “minería azteca era rudimentaria”, y su paisano, el escritor David Hatcher, reseñó, con más detalle, en El Enigma de los Olmeca y las calaveras de cristal que esta antigua cultura y “algunos pueblos mesoamericanos usaron el oro y la plata para engastar piedras preciosas”.

En la actualidad, estos dos últimos minerales hacen parte del inventario minero azteca. Según el informe global 2016 del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés), en este país norteamericano se producen 26 minerales. De este total, solo en cuatro no es uno de los mayores productores globales.

México ocupa un puesto entre los 10 primeros del escalafón mundial de producción del año pasado en 22 minerales. Esto representa el 28,20 por ciento del total de posiciones alcanzadas en este rango por América Latina y el Caribe, reseña el organismo estadounidense.

Aunque igualó en el primer lugar de la región con igual número de piedras y metales que Brasil (22 en total), no solo mejoró la calidad de su producción respecto del 2014 cuando fueron 18, sino que tuvo un mejor rendimiento en el subcontinente que, en el mismo periodo de análisis, bajó de 83 a 78 el número de posiciones en el top 10 y de 54 a 49 minerales en la cobertura. En volumen también aumentó la ventaja con respecto a sus inmediatos seguidores: Perú (13) y Chile (10).

Al igual que en el año precedente, el único primer lugar lo repitió en el mineral de plata. Según la USGS en 2015 produjo 5.400 toneladas, volumen equivalente al 20,0 por ciento de la extracción mundial (27.300 toneladas). Respecto al 2014 registró incremento; ese año solo produjo 5.000 toneladas. Sin embargo, en contraste este país, solo posee 37.000 toneladas de reservas probadas, el sexto de mayor volumen orbital.

El informe reseña que México se ubicó en el segundo lugar en la producción de mercurio y estroncio. En el primero produjo 500 toneladas el año anterior, manteniendo el mismo volumen que en 2014. Solo fue superado por China que en 2015 extrajo 1.600 toneladas. En el segundo mineral produjo 70.000 toneladas.

Según la USGS, el tercer lugar lo ocupó en bismuto y wollastonita, el cuarto en ceniza de soda, el quinto en cadmio, molibdeno y plomo, el sexto en arcilla, el séptimo en sal, diamante industrial, manganeso, yeso y grafito natural, el octavo en oro, asbesto, roca fosfórica y zinc, el noveno en grava y arena industrial, y el décimo en cobre.

La otra cara

En sentido contrario con la ampliación del número de minerales en el escalafón mundial, la inversión para la exploración en el sector registró retroceso en 2015, así lo advirtió la Cámara Minera de México (Camimex) que justificó dicho comportamiento en factores como la inseguridad y el nuevo marco fiscal que generó nuevos tributos sectoriales.

De acuerdo con este organismo, en este país la inyección de capital ha disminuido consecutivamente desde 2012 cuando alcanzó un monto de USD 1.290 millones y fue líder en América Latina y el Caribe y cayó hasta USD 552 millones, lo que significó una rebaja anual del 30,8 por ciento. Con este desempeño no solo fue el más bajo en una década sino también el menor entre los países mineros de la región.

Este entorno se ha reflejado en la producción local. Este año, la extracción minero-metalúrgica ha estado en saldo rojo. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en todos los meses presentó variación negativa. En el informe más reciente, correspondiente a agosto, el total —incluye metales preciosos, metales industriales no ferrosos, metales y minerales siderúrgicos y minerales no metálicos— cayó 5,9 por ciento.

Según Inegi, los sectores que más incidieron en este desempeño fueron coque con una variación negativa de 25,9 por ciento, azufre con 27,7 por ciento y plomo con 23,9 por ciento.

En un entorno de desaceleración económica global, México presenta un paradójico panorama en los últimos dos años con sus minerales: mejoró puestos en los escalafones mundiales en 2015, pero este año reportó caída en su actividad productiva.

4,2 de la IED

Entre enero y septiembre del 2016, la Inversión Extranjera Directa (IED) que llegó a México ascendió a USD 19.772.6 millones, así lo informó la Secretaría de Economía.

De este total, el ingreso de capitales a la minería correspondió al 4,2 por ciento, equivalente a USD 830,4 millones.

Este desempeño lo ubicó en el quinto lugar entre las actividades económicas más atractivas de este país para los recursos foráneos, superada solo por las manufacturas responsables del 61,2 por ciento; servicios financieros (12,0 por ciento), transportes, correos y almacenamiento (6 por ciento), y generación de energía eléctrica (4,5 por ciento).

 

Comments are closed.