“Mineras deben ganarse aval social”

Redacción Mundo Minero enero 8, 2013 Comentarios desactivados en “Mineras deben ganarse aval social”

Rondas mineras, al estilo de las petroleras, se harán en el segundo semestre de 2013. Mapa minero y nuevo catastro también quedarán listos.

Mundo Minero entrevistó a la presidenta de la Agencia Nacional de Minería, ANM, María Constanza García, quien está al frente de la entidad hace tres meses. Expone las realizaciones y proyectos para 2013.

¿Cómo se ve el panorama 2013 del sector minero de Colombia?

En el 2013 vamos a lograr muchas cosas. Seguimos fortaleciendo el sector, en la medida en que va estar más robusto, hace mejor control y vamos a tener los incentivos correctos para que la exploración y explotación en Colombia se haga de manera responsable y comprometida. Que todas estas entidades que tenemos en el país, nacionales y extranjeras, entienden la necesidad de contar con el aval social y de tener actividades de responsabilidad social, donde los municipios más cercanos a las explotaciones y exploraciones se vean realmente beneficiados y rompamos con ese mito que pueblo de minería es pueblo de miseria.

¿La caída de los precios internacionales será determinante en el corto plazo?

La información que nosotros tenemos es diferente. En níquel van a crecer o por lo menos de van a mantener y en carbón sería igual. Por ejemplo, los países de la Unión Europea van a ser unos grandes consumidores de carbón. Esas son las proyecciones del sector privado. He tenido la oportunidad de reunirme en Bruselas y Polonia. Este país, siendo productor, tendrá un gran consumo. Por lo que la gran apuesta tiene que estar concentrada en Europa. Con China no sabemos qué va a pasar, pero sabemos que es un destino importante para nuestros minerales. Adicionalmente, en este momento tenemos mayor conocimiento del sector en Colombia.

¿Cuándo se tendrán datos confiables del mapa minero del país?

Esperamos tener resultados con más del 40 % del conocimiento del subsuelo porque hoy no tenemos más del 15. Para el primer trimestre del 2013 tendremos mayor conocimiento del subsuelo a través del Sistema Geológico Colombiano. Con este conocimiento, estamos armando los paquetes de información y los términos de referencia para estar listos para las primeras rondas, en las cuales estas áreas, que se han venido reservando de manera estratégica, se van a poner a rotar y vamos a traer al país las empresas que tengan mayor capacidad y músculo financiero y técnico para hacer exploración y explotación.

¿Cuándo se realizarán estas rondas?

En el segundo semestre del próximo año. Serán como las de las de la ANH, con las características de la minería. Nosotros somos el quinto intento de autoridad minera que tiene este país y en este orden de ideas la apuesta es que la quinta es la vencida. Tratamos que todos, incluyendo a los gremios y al congreso, nos movamos para el mismo lado. Hoy, el Ministro de Hacienda, que fue de Minas, es un convencido que la minería significa riqueza y ahí se ve en nuestro logo, que es una gema, en la que se encuentra el carbón que es muy importante, las cordilleras donde están las esmeraldas, el oro está ahí. Tenemos muchos retos que enfrentar.

Hay una preocupación permanente y es la coordinación interinstitucional ¿Qué puede decir?

Cada semana nos reunimos con los Ministros de Minas y y las Consejerías. Se mira proyecto por proyecto y hacemos énfasis en los en los temas ambientales y consulta previa para ir destrabando. Queremos mostrarnos como unos catalizadores positivos dentro del sector y que el privados encuentren un sector público alineado, con los mismos objetivos y en la misma dirección. Ese tema es importante por las señales que se dan, los incentivos, porque la inversión extranjera en el país es muy importante.

Cuando se habla de minería, el carbón es el 65% del total y oro otra parte significativa. ¿Qué otras potencialidades hay en el país?

En todo este proceso de las rondas hay once minerales estratégicos que definió el Gobierno nacional con los estudios. Entonces, tenemos carbón, oro, platino, níquel, coltán, que realmente no es coltán sino colombita y tantalio; uranio, plata y cobre. Tenemos este potencial con base en la información que todavía sigue siendo muy pobre en este país. Este es un tema que se viene superando gracias a la decisión de concentrar el servicio geológico colombiano únicamente en el conocimiento del subsuelo para minería, hidrocarburos y geoamenazas, movimiento de placas, volcanes y estos temas. Es un equipo muy profesional e importante que tiene 500 personas.

¿Pero realmente, ¿qué hay además de carbón y oro?

Cobre. La información que hay es que es importante la presencia de este mineral. En la cordillera central hay cobre. En colombita y tantalio son importantes, pero como digo el conocimiento es pobre. Pero en la medida en que nos vamos acercando y profundizando en el conocimiento y se pasa de la geofísica a la geoquímica y se encuentra que hay reservas probadas y recursos

¿Cuál es la inversión para hacer este mapa geológico?

A través del Servicio Geológico Colombiano, una parte de regalías y otros de recursos del presupuesto general de la Nación, tenemos una inversión de más de $200.000 millones en conocimiento del subsuelo. Es un salto super importante y en la región somos el país que menos conocemos el subsuelo, por lo que es importante tener una entidad concentrada, con innovación y la asesoría del Banco Mundial y el BID. Además de traer conocimiento de otras partes del mundo.

¿Para la ronda se tiene previsto la inclusión de estos minerales?

Están los minerales estratégicos, las áreas estratégicas y el conocimiento que tengamos de cada una de estas áreas. Con mayor conocimiento de un área importante, por ejemplo Antioquia, y ello conocemos que tenemos un potencial de cobre, oro y de carbón. En ese sentido, es lo que se vaya viendo.

¿Más allá de las reuniones del comité interinstitucional, no se requiere un documento de política sectorial del máximo nivel?

Tiene que haber un documento Conpes. Tenemos claro que nosotros somos la autoridad y trabajamos con los gremios y todos, de manera que coordinadamente podamos ir construyéndolo. Y esperamos terminar esos lineamientos para el primer trimestre del 2013. Un documento de política que esté aprobado por el Presidente y todos los ministros. Y que la línea sea clara de que no es minería vs. ambiente o minería vs. agricultura, sino que es minería y ambiente, minería y agricultura. Buscamos total equilibrio entre todas las partes. Uno de nuestros principales validadores es el premio Nóbel Joaquin Hindelbrant, quien dice que es importante y posible buscar los equilibrios porque lo que estamos haciendo es generar violencia y de esta tenemos suficiente. El reto es de todos y ese documento busca los equilibrios.

¿Los páramos son sagrados?

Si, los páramos son sagrados, pero tenemos que priorizar esa explotación y buscar que quien lo haga tenga la mayor capacidad financiera y técnica. Porque si yo no los puedo emplazar a hacer las cosas bien hechas, sé que allá en la reserva lo que viene atrás es la minería ilegal, la violencia, las bandas criminales. La minería ilegal como tal no existe. Lo que existe es la extracción ilegal, que es un tema del código penal.

¿Ilegal e informal?

La minería ilegal en la práctica es todo lo que no tenga un título. Y se define así, el Gobierno Nacional a través del Ministerio y la Agencia está trabajando en un programa que se llama la formalización minera. La idea es coger a todos los mineros tradicionales que puedan demostrar que muchos años ha venido haciendo la minería y decirle que el Gobierno en su función social lo acompaña para que tenga efectivamente el título y que no solamente tenga el cartón de grado sino que le vale el acompañamiento para que sea estable y tenga, a través de las Cámaras de Comercio, la posibilidad de hacer la minería legal bien hecha, la posibilidad de invertir, de cumplir con los requerimientos de la seguridad industrial, de agua y lo ambiental y para que pueda cumplir con las condiciones laborales y tenga alternativas de que pueda terminar su trabajo y sus hijos puedan ir al colegio. El Estado como un todo dando diferentes alternativas para que es a actividad rural y la minería tradicional y se le blinde y se le acompañe con el apoyo también de las autoridades locales, las cámaras de comercio, el Sena y diferentes actores.

¿Cómo va el proceso de la fiscalización?

Definitivamente esta es una gran transformación en el control de todos los títulos mineros en el país. Hay un incremento sustancial de presupuesto, pasamos de tener $5.000 millones a 160.000 millones; pasamos de tener 20 personas en Ingeominas a 800 como contratistas. Bureau Veritas va hacer una fiscalización y primero hará la revisión de todos los expedientes, de todo el tema legal y que vigilen que todos los documentos estén en regla. En caso de encontrar anomalías hay diferentes procesos. Uno serán unos planes de mejoramiento y en otros, donde no haya la posibilidad de mejorar, se declarará la caducidad del título minero. El cien por ciento de los títulos se van a revisar y a fiscalizar integralmente. Estamos sistematizando los expedientes, que es otro proceso bien importante: tenemos una plataforma para la radicación con cero intervención humana en el que garantizamos la transparencia, el acceso, los tiempos y la herramienta lo garantiza.

¿Y el catastro?

La siguiente herramienta en la que estamos trabajando es el catastro minero colombiano, que es la columna vertebral del sector. Estamos trabajando y formalizando un convenio con el IGAC para trabajar con todos estos metadatos para que tengamos uno solo para ser trabajado por las diferentes entidades. Tendremos un respaldo del Banco Mundial para tener nuestro próximo Catastro Minero.

¿Cuáles son los retos de la ANM en el 2013?

Acabar de consolidar la entidad profesional y administrativamente, poner en funcionamiento el Catastro Minero y descongestionar las más de 19.500 solicitudes que encontramos, hacer los procesos de fiscalización y hacerlos en un ciento por ciento; robustecer el control al interior y frenar la especulación y en prórrogas estamos pendientes de buscar lo mejor para la comunidad y el país en materia de contraprestaciones, de leyes ambientales y de diferentes tratados internacionales como lo planteaba la Contraloría.

¿Qué le pide usted a las empresas mineras?

Como a los hijos, que se porten bien, que hagan bien la tarea. Este control integral que se está haciendo no les pide nada nuevo a lo que ellos se comprometieron contractualmente a la luz del Código Minero y las leyes colombianas. Les pido que cumplamos, que paguen las regalías oportunamente, que no descuenten lo que no se puede descontar, que sean cuidadosos, que cumplan con las responsabilidades ambientales y la responsabilidad social. No se les pide que suplanten al Estado, pero se debe trabajar de manera conjunta.

En hidrocarburos se obliga la inversión de mínimo un uno por ciento en las comunidades. ¿En minería pasará algo similar?

En estas negociaciones que estamos haciendo que serán el precedente de todas las que vayamos a hacer, estamos incluyendo una cláusula social muy robusta y cuantificable. Estamos siendo acompañados de una empresa suiza con experiencia en Canadá y otros países mineros de tal manera de cuantificar claramente las responsabilidades ambientales y sociales. De tal manera que se vuelva un tema contractual y no sea un tema de buena fe. La idea es que efectivamente lo hagan en beneficio de todos, incluso de ellas mismas al ganar ese aval social y del Estado como autoridad social que está buscando lo mejor para la economía y el país. La idea es que esas empresas vean a las comunidades como su hermano al que tienen que dejarle lo mejor.

Hablé con la presidenta de la empresa más grande en infraestructura de carbón en Polonia y empieza su conversación diciendo: desde la luna se ven dos cosas: la Muralla China y la mina a cielo abierto de Katowice. Y le dije por qué se sentía tan orgullosa y dijo: la minería nos hizo más prósperos y más cuando el país es la sexta economía. Esto se ha traducido en riqueza y todo el mundo lo siente. Esa prosperidad ha llegado a todas las puertas de la población polaca. No solo en la extracción sino en la producción son fuertes en materia de minería.

 

Comments are closed.