No al populismo minero

Redacción Mundo Minero junio 16, 2017 0

El Presidente plantea trabajo conjunto para que no sean las comunidades víctimas del populismo que está generando una reacción a muchos de los proyectos de minería en el país.

Primero: (…) la minería legal –bien hecha, con título y licencia, responsable social y ambientalmente–, esa minería por la que venimos trabajando desde el inicio del Gobierno, tiene todo nuestro respaldo, porque es una gran aliada del progreso de Colombia.

Segundo: (…) vamos a seguir trabajando con el sector para garantizar las mejores condiciones, de modo que puedan operar con tranquilidad, que puedan seguir creciendo, que puedan seguir generando empleo y que puedan seguir atrayendo, eso que para nosotros es tan importante, atrayendo inversión.

Y tercero: (…) las turbulencias en el plano económico afortunadamente están quedando atrás, y estamos listos para seguir consolidando la minería como una locomotora que jalona el crecimiento del país.

Con esos tres mensajes, el gobierno de Juan Manuel Santos abrió su intervención en el Congreso Minero. Y lo justificó así: “El sector minero es un socio estratégico para el desarrollo de Colombia y sobre todo sus regiones”. El año pasado, la industria le dejó al Sistema General de Regalías casi 1,7 billones de pesos.

El mandatario respondió varias de las inquietudes planteadas por la industria y ratificó: “estamos listos a seguir trabajando con ustedes y estamos listos a hacerles la vida más fácil para que su minería, la seria y responsable, pueda seguir prosperando”.

* Obras por impuestos: queremos que el sector minero y el sector petrolero le saquen provecho a esa fórmula, que ha funcionado muy bien en otros países… ese es el esfuerzo que tenemos que hacer juntos, ustedes y nosotros, de ganarse a las comunidades para que no sean las comunidades víctimas de ese populismo que está generando una reacción a muchos de los proyectos de minería en el país.

* CERT: con los que queremos atraer más inversión en exploración y explotación de hidrocarburos y minería. Y por supuesto que queremos que ustedes queden contentos con el sistema. 

* Consulta previa y protesta: queremos ordenar ese sistema porque realmente para ustedes, para el Gobierno, y para la gente se ha convertido en un gran dolor de cabeza. A ese proyecto se suma otro para reglamentar el derecho a la protesta social, es un derecho constitucional, que también defendemos, valoramos.

* Suelo y subsuelo: al diálogo con las comunidades y todos los actores del sector, hemos sumado una estrategia jurídica para conciliar y aclarar, lo más pronto posible, temas como los que usted mencionó: el uso del suelo y del subsuelo para que esas confusiones y esas contradicciones no sigan como fantasmas alrededor de los inversionistas sino que tengan certeza. 

* Regalías: estamos viendo cómo podemos incentivar más la transferencia de recursos a los productores para que se sientan estimulados, por la inversión en minería o en petróleo y que los beneficie. Yo entiendo perfectamente la situación; si un municipio no se siente beneficiado pues su reacción va a ser más en contra que a favor. 

* Minería y posconflicto: la actividad minera legal es y debe ser un pilar clave en este escenario de posconflicto. Y de hecho tenemos un potencial enorme en ese sentido. De hecho, en la reforma al Sistema de Regalías estamos proponiendo la creación de una nueva bolsa de recursos para la inversión por los próximos 20 años.

* Extracción ilícita: es sinónimo de extorsión, contaminación del medioambiente, comercio ilegal, y es un combustible para la violencia, para la corrupción, narcotráfico, lavado de activos. Y no es un problema menor: hemos detectado actividades ilegales en 267 municipios del país, y si bien tenemos avances, hay que redoblar esfuerzos porque a veces nos quedamos en una especie de bicicleta estática.

A finales del año pasado se presentó un proyecto de ley para consolidar una lucha integral contra la explotación ilícita. El proyecto establece que los delitos contra los recursos naturales y el medioambiente se van a convertir en delitos relacionados con lavado de activos. Esto es, penas más severas. Además, la exploración y explotación ilícita serían actividades que financian terrorismo. 

El año pasado, las Fuerzas Armadas intervenieron más de 2.500 minas, capturaron a más de 2 mil personas y destruyeron casi 170 máquinas.

Este año, se han intervenido casi 400 minas y las capturas llegan a 700. 

La Fiscalía General trabaja con Ecuador, Perú y Brasil en el combate a la minería ilícita y se le ha dado prioridad a ese tema en nuestras relaciones con esos países.

Comments are closed.