¡No se desalienten…!

Redacción Mundo Minero junio 3, 2017 Comentarios desactivados en ¡No se desalienten…!

La reglamentación de consulta previa, la reforma a las CAR, un nuevo Código Minero, las consultas populares, los POT, no son temas menores. ¡Qué descuido!

Por estos días, pero hace dos años, el ya exministro del Interior, Juan Cristo anunció la presentación de un proyecto de ley para reglamentar la Consulta Previa que debe hacerse con minorías étnicas, como lo establece el Artículo 330 de la Constitución de 1991, que acaba de cumplir 26 años. Nunca fue presentado. No puede ser que con todos los problemas y denuncias que se han tenido en proyectos de infraestructura, energía, minería y petróleo, entre otros, no se haya definido ni siquiera cuánto tiempo debe durar una consulta, quién la hace, cuándo se considera cumplida y cuáles son los términos. Es increíble que hoy se tenga como disculpa que no se ha hecho porque para presentar el proyecto hay que hacer Consulta Previa.

En 2010, el Congreso aprobó un nuevo código de minas (Ley 1382) para reemplazar el vigente desde 2001 (Ley 685). En 2011, la Corte Constitucional declaró inexequible el Código porque no se había hecho Consulta Previa y le dio dos años al Gobierno para subsanar la falla. Se dejó pasar el tiempo y a poco de vencerse se pidió un nuevo plazo. La Corte lo negó y quedó vigente el Código de comienzo de siglo, hecho que fue increíblemente aplaudido por algunos representantes de la industria minera, alegando que el problema del sector no era de normas y como es costumbre nacional, un error se tapó con otro: el Gobierno expidió cuatro decretos, que se han ido cayendo en el Consejo de Estado.

En 2012 se expidió una reforma constitucional al sistema de regalías supuestamente para acabar la corrupción, la inequidad y la ineficiencia en el uso de los recursos que por montones le llegaban a las regiones. Con ese criterio se acuñó la famosa frase de la “mermelada repartida en toda la tostada”. Pues resulta que ahora, cinco años después, se vuelve a plantear una reforma dizque porque los municipios productores salieron desfavorecidos y no tienen interés en defender los proyectos. ¡Qué poca seriedad!

Y en 2013, el Gobierno anunció una profunda reforma a las 33 corporaciones autónomas regionales (CAR) para que su trabajo se concentre en la defensa de las cuencas hidrográficas, fundamento de su creación, alejarlas de las apetencias políticas y de la voracidad de los contratistas locales. Cuatro años y no ha pasado nada distinto a que ahora se habla de que la reforma entrará por la llamada vía rápida, con que se está implementando el acuerdo con las Farc. Es inaudito que una reforma de este tipo no se discuta ampliamente.

Pero ahí no para la “calentura”: hay una iniciativa para reglamentar los mecanismos de expresión y protesta populares, así como las consultas locales sobre asuntos mineros, que se han puesto de moda a raíz de la manifestación de Cajamarca, que vetó el proyecto de La Colosa, porque seis mil personas del pueblo (el 37 por ciento) dijeron no a la mina, proyecto declarado por el Gobierno Nacional como de interés estratégico.

Nadie pone en duda que los municipios y las regiones deben definir su desarrollo en los asuntos de interés circunscrito a su territorio, pero bloquear el interés general de un país no tiene sentido. ¿Puede una comunidad local decidir que no paga IVA porque eso afecta a sus habitantes, a su economía o a su vocación productiva? Y la discusión sobre el manejo del suelo y el subsuelo es otro tema gordo.

Pero hay algo más. Una sentencia de la Corte Constitucional (C-035/16) resolvió que la definición de áreas de reserva minera debe ser compatible con los POT. En promedio, el 76 por ciento de la producción minera del país se localiza en 250 municipios que no han manifestado interés de hacer la revisión ordinaria del instrumento de ordenamiento territorial, según datos de Planeación Nacional y los registros del gremio minero señalan que 40 municipios están en proceso de hacer consultas para oponerse a proyectos extractivos. Y la lista es mucho más larga.

¿Alguien cree que podrá salir algo bueno de semejante enredo?…“No se desalienten”, dijo la directora de la Corporación Excelencia de la Justicia, refiriéndose a que la rama judicial es ingobernable: “Cada juez lo ejerce y las altas cortes siguen sin control”. La realidad supera la ficción.

SILVERIO GÓMEZ CARMONA
Director | Editor
silgom2012@hotmail.com

Comments are closed.