“Seremos ejemplo de minería moderna”

Redacción Mundo Minero marzo 6, 2017 Comentarios desactivados en “Seremos ejemplo de minería moderna”

Mateo Restrepo Villegas es el presidente de Continental Gold desde marzo de 2016, antes era su Vicepresidente Ejecutivo. Fue Vicepresidente de Asuntos Corporativos de Prodeco Group, importante productor de carbón de Colombia. También fue director de la Oficina Colombiana del Grupo Salinas – Banco Azteca de México y entre 2005 y 2008 se desempeñó como Asesor para la Presidencia de la República, donde actuó como enlace entre la Presidencia y el sector privado. En 2009-2010 fue Alto Consejero Presidencial para la Reactivación Económica.

Nacido en Medellín y tiene una Maestría en Administración Pública de la Universidad de Harvard y es graduado en Administración de Negocios del Berkeley College en la ciudad de Nueva York. Habló con Mundo Minero del proyecto que liderará.

¿Cuál es la magnitud de la mina en Buriticá de Continental Gold?

Se trata de un proyecto que no se encuentra en el mundo todos los días. Los estudios que ha realizado la compañía indican que los recursos estimados son de 10 millones de onzas de oro. Gracias a esto pasaremos de extraer 7.000 a 280.000 onzas de oro al año; es decir, duplicaremos la producción de oro legal en el país. Para esto pasaremos de procesar 30 toneladas de material al día hasta 3.000 toneladas diarias. Además, durante la etapa de construcción de complejo minero, que requerirá una inversión de USD 425 millones, se generarán 1.500 empleos directos, y luego durante la etapa productiva se generarán 1.000 empleos. Se estima que los empleos indirectos llegarán a cerca de 4.000.

¿Qué define al proyecto Buriticá como minería moderna?

Continental Gold va más allá de lo que actualmente hace la minería tradicional y será un ejemplo a seguir en minería subterránea en el país. Para nosotros minería moderna es la que se desarrolla con altos estándares internacionales, pero también la que va de la mano con el desarrollo sostenible de la región donde trabajamos, esto incluye el manejo responsable del medioambiente, el mejoramiento continuo de nuestro capital humano y el desarrollo de nuestras comunidades; todo esto hecho con dos pilares que sostienen todo lo que hacemos: los valores corporativos y la excelencia.

En la industria extractiva se habla de la necesidad de una licencia social que la avale. ¿El proyecto tiene esto en cuenta? 

No solo estamos en Buriticá para hacer el desarrollo minero de un depósito y producir oro, sino para ser socios del desarrollo local y regional, yendo más allá del pago de impuestos y regalías, brindando transferencia de conocimiento con una minería altamente tecnificada, con altos estándares operacionales en seguridad industrial, en gestión ambiental, social y en gestión de nuestro talento humano. A esto se le suma la inversión voluntaria para el desarrollo de la región donde operamos. Por eso somos una minería moderna: vamos mucho más allá de la explotación de un gran depósito minero a ser socios de una región.

¿Cómo va el tema de la formalización?

Vamos muy bien y en esta materia también seremos ejemplo a nivel nacional. Pusimos en marcha el programa de formalización minera, de la mano con la alcaldía de Buriticá, la gobernación de Antioquia y el ministerio de Minas, con el compromiso serio de las asociaciones mineras del municipio. El proceso de Formalización 1.0 dejó tres asociaciones mineras formalizadas, y la nueva Formalización 2.0 sumó otras cinco, para un total de ocho asociaciones que siguen adelante con su formalización empresarial. Y esto nos tiene muy felices, porque cada día los socios están más comprometidos con el proceso, asisten a las capacitaciones, proponen ideas, y por eso creemos en ellos y en su compromiso. Hasta el momento la compañía ha invertido más de 4.000 millones de pesos en el programa de formalización y sigue adelante. Otros aliados en este proceso son Oro Legal – USAID: Programa especializado en la asesoría técnica y acompañamiento para el fortalecimiento de la pequeña minería y la Universidad de British Columbia (UBC), Expertos en el desarrollo de procesos de coexistencia para la pequeña minería artesanal.

En el Primer Encuentro Nacional de Municipios en Entorno Minero en Santafé de Antioquia, se habló del trabajo con encadenamientos productivos. ¿De qué se trata esto?

El proyecto de encadenamientos productivos busca identificar y fortalecer a los proveedores locales para que sean pertinentes en el contexto de la economía regional y nacional. Vamos a iniciar unas ruedas de negocios con estas unidades productivas en el occidente y viene un trabajo duro para enfrentar retos estructurales que normalmente enfrentan las pymes para su desarrollo como acceso al capital, destrezas empresariales o tecnología, lo que, a su vez, afecta su productividad.

¿Por qué se referencia al “imperio de la ley” en Buriticá?

El imperio de la ley es un componente fundamental de una sociedad democrática y está definido como el principio de que todos los miembros de la sociedad -tanto ciudadanos como gobernantes- están obligados por una serie de leyes claramente definidas y universalmente aceptadas. En Buriticá este principio se había perdido y el restablecimiento del mismo es una condición fundamental para el desarrollo de la comunidad.

¿Y cómo enfrentar la minería ilegal? 

Los desarrollos mineros, especialmente los de oro, son propensos a la aparición de la minería ilegal que en Buriticá generó un caos social y ambiental sin precedentes. El Estado, como un todo, decidió hacer una intervención necesaria en Buriticá: La Operación Creta, que fue muy bien planeada y ejecutada, donde no hubo un solo disparo y sí mucho respeto por los derechos humanos. Se ha convertido en modelo para combatir la minería ilegal, se sacaron a los mineros ilegales que no eran de la zona (95 por ciento) y se hizo el cierre técnico de las minas ilegales, al igual que el desmantelamiento de los entables de procesamiento.

¿Un asunto de policía y de fuerza?

No se trata solo de intervención de la fuerza púbica, pues luego de esto llegaron las oportunidades de la mano con el Estado y la empresa privada; es decir, nosotros identificamos las necesidades de la región y en eso estamos trabajando ahora. Estamos convencidos de la importancia de integrar este proyecto y el sector minero al desarrollo industrial colombiano. Así nos convertiremos en un fuerte motor de la economía y dinamizamos otros sectores.

Solo durante el periodo 2010 y 2016 (aún sin iniciar labores de extracción a gran escala) la inversión social de Continental Gold ascendió a 6.000 millones de pesos y se espera que cuando el complejo minero mecanizado esté terminado, la inversión social anual ascenderá a 9.000 millones de pesos colombianos.

Hablando del progreso

El proyecto Buriticá se fundamenta en el reemplazo de una economía ilegal por una legal, que recupere social y ambientalmente el territorio y que permita el fortalecimiento institucional junto con la inversión privada responsable.

El compromiso de Continental Gold con estos municipios y particularmente en Buriticá, desde su llegada en 2007, ha sido reconocido y los beneficios para las partes han sido múltiples. Desde hace varios años son tangibles los aportes de la Compañía para mejorar la calidad de vida de los buritiqueños (educación, infraestructura, trabajos formales con prestaciones de ley, apoyo a emprendimientos, medioambiente), pero lo más importante es que Buriticá volvió a sentir esperanza.

Solo durante el periodo 2010 y 2016 (aún sin iniciar labores de extracción a gran escala) la inversión social de Continental Gold ascendió a 6.000 millones de pesos y se espera que cuando el complejo minero mecanizado esté terminado, la inversión social anual ascenderá a 9.000 millones de pesos colombianos.

Genera además un aumento significativo de los ingresos fiscales necesarios para el posconflicto y establece una clara coordinación entre los gobiernos nacional, departamental y local.

–           Empleo digno: en la actualidad genera empleo para más de 500 personas de la región y llegará a 1.500 empleos en etapa de construcción, para luego estabilizarse en etapa de producción en 1.000 empleos directos y unos 4.000 empleos indirectos.

–           Educación, cultura y transferencia del conocimiento: a los programas de bachillerato y a las becas de educación superior para jóvenes buritiqueños y del occidente antioqueño, se suman las técnicas en labores mineras con el apoyo del Sena, que buscan la capacitación de jóvenes de la región. Esto con el objeto de tener talento local calificado para la construcción del complejo mecanizado. Se suman también hogares juveniles campesinos, parques infantiles y salones parroquiales, entre otras inversiones.

–           Productividad social: entre 2015 y 2016 las compras a proveedores locales superaron los 2.000 millones de pesos y se montaron apoyos a proyectos productivos de cafés especiales e iniciativas agropecuarias locales. A esto se suma un plan de encadenamientos productivos que se viene trabajando con el BID, la gobernación de Antioquia y la Federación Canadiense de Municipios.

–           Sostenibles por naturaleza: entre 2015 y 2016 la inversión destinada a asuntos medioambientales fue de 6.500 millones de pesos, que incluye, siembras de especies nativas, cuidado del agua, educación ambiental para empleados y comunidades, convenios ambientales con entidades como UBC (University of British Columbia), Conservación Internacional y Portafolio Verde, entre otros.

–           Formalización y legalidad: Continental Gold ha invertido cerca de 4.000 millones de pesos en el programa de formalización minera y sigue adelante con apoyo decidido. La Compañía es pionera en este proceso y en el momento cuenta con 3 asociaciones formalizadas activas con 185 mineros buritiqueños. Actualmente adelanta un proceso con cinco nuevas asociaciones de Buriticá (unos 245 mineros más) quienes ingresan a la formalización, completando un total de 8 asociaciones en el territorio (430 mineros en total).

 

Comments are closed.