“Somos aliados de Colombia y Guajira”

Redacción Mundo Minero diciembre 12, 2016 Comentarios desactivados en “Somos aliados de Colombia y Guajira”

Con las más modernas técnicas de explotación y transporte de carbón térmico, Cerrejón cumple 30 años de operación en Colombia.

El Cerrejón, la explotación de carbón a cielo abierto, considerada la más grande del mundo, está cumplindo 30 años de haber arrancado operaciones en la zona de La Guajira, al nororiente de Colombia.

“Desde el inicio de nuestras operaciones, hemos sido un referente de la minería bien hecha, responsable y legal en Colombia”, sostiene su presidente, Roberto Junguito Pombo.

La licencia de explotación está concedida hasta el año 2033, pero los estimativos indican que las reservas de carbón permitiran que la explotación alcance para varias décadas.

La empresa es la primera exportadora del mineral en el país y responde por cerca del 40% del total nacional y 4% de la oferta mundial.

Su presidente concedió la siguiente entrevista a Mundo Minero.

MM ¿Cuál considera usted que ha sido el mayor aporte del Cerrejón al país y a la región?

Desde el inicio de nuestras operaciones, Cerrejón se ha mantenido como la principal empresa minera en Colombia, generadora de beneficios económicos y sociales para el país y La Guajira. Este gran proyecto minero es un ejemplo para el mundo de que en Colombia podemos hacer importantes obras, que podemos hacer minería sostenible y bien hecha.

De la mano de nuestra empresa, Colombia inició el camino hacia su consolidación como uno los principales proveedores de carbón en el mundo. Hoy, como país, proveemos cerca del 9% del carbón en el mercado mundial del carbón, donde Cerrejón representa más del 40% de la producción nacional.

Nuestra operación se ha convertido en estos treinta años en una de las principales fuentes de regalías e impuestos. En los últimos 10 años, hemos pagado al Gobierno más de $10,6 billones de pesos por estos conceptos.

En La Guajira, región que nos ha acogido durante estas tres décadas, generamos empleo de calidad a más de 12.000 personas, lo que se traduce en oportunidades y bienestar para más de 48.000. Vale la pena destacar que 65% de nuestros empleados directos son de La Guajira.

Estamos comprometidos con la educación de nuestras futuras generaciones. Actualmente contribuimos para que más de 12.000 jóvenes se eduquen en distintas universidades del país, con la ilusión que posteriormente regresen a La Guajira, para ser actores del desarrollo y avance del departamento.

Nuestra actividad es dinamizadora de la economía regional, representando la actividad de minas y canteras más del 48% del PIB regional. Especialmente en los últimos años y teniendo en cuenta que la actividad minera es finita, estamos trabajando en alianza con otras entidades en el fortalecimiento de diferentes sectores económicos en el Departamento que sean generadoras de empleos, inversiones y progreso para la región. Tenemos importantes proyectos y resultados en materia de turismo y en la producción de materias primas, tales como el hotel Waya Guajira y la Planta de Reciclaje de Llantas de Equipo Minero.

MM: ¿Y los datos más relevantes de estos 30 años?

Han sido más de 15.800 personas las que han estado vinculadas de manera directa a nuestra operación desde sus inicios, la mayoría de ellas provenientes de La Guajira y estamos muy agradecidos. Hoy somos una empresa líder a nivel global, reconocida por minería bien hecha, y esto lo hemos alcanzado gracias al esfuerzo y dedicación de nuestros colaboradores, quienes son nuestra columna vertebral.

En términos de impacto económico, hemos logrado convertirnos en el principal productor de carbón en Colombia. Desde que iniciamos hemos exportado más de 620 millones de toneladas a diferentes destinos en el mundo incluyendo: América (norte, centro y sur), Europa y más recientemente la zona del Mediterráneo a países como Turquía, Israel, Marruecos y Egipto.

En el frente social, fundamental para nuestra compañía, desde que iniciamos la construcción del complejo minero, hemos desarrollado programas en beneficio de nuestras comunidades por más de 100.000 millones de pesos.

MM: ¿Cuál es el balance social y medioambiental de Cerrejón?

Desde el inicio de nuestras operaciones, hemos sido un referente de la minería bien hecha, responsable y legal en Colombia.

Con la guía de nuestros accionistas, quienes han operado en diversas jurisdicciones con alto nivel de complejidad, hemos evaluado las tendencias y adoptado las mejores prácticas y los más altos estándares desde nuestros inicios, especialmente en los frentes ambiental y social, que desde ese entonces, son un sello diferenciador de nuestra operación.

Nos sentimos muy orgullosos de varios de nuestros programas que son un ejemplo en el país, como nuestro programa de Rehabilitación de Tierras intervenidas por la minería. A la fecha, hemos rehabilitado más de 3.600 hectáreas producto de la puesta en marcha, hace más de 25 años, de un programa que hace parte de nuestro ADN. A esta tierras, en donde hemos sembrado más de 1,5 millones de árboles, han retornado especies animales que incluso se consideraban extintas en la región, lo que demuestra la calidad de estos suelos y que es posible dejar terrenos en iguales condiciones a como lo hemos encontrado.

Al igual que el programa de rehabilitación, la adopción de un sistema de cargue directo desde nuestras primeras exportaciones, es reflejo de nuestro compromiso con las mejores prácticas en la industria. El cargue directo se convirtió en una obligación en el país, décadas después de que nosotros lo implementáramos. Hoy contamos con dos sistemas de cargue directo, el segundo inaugurado en 2014, el mismo día en que fue declarado Bahía Portete, área donde se encuentra nuestro Puerto, como Parque Nacional Natural. Esto demuestra que minería y medio ambiente son compatibles.

En el frente social, incluso desde antes de que se inaugurara formalmente nuestra operación en 1986, iniciamos el desarrollo de programas sociales en salud, educación, cultura y fortalecimiento de las comunidades indígenas, entre otros.

La evolución de nuestro concepto de responsabilidad social, hacia la inversión social, tuvo un hito significativo en cuanto a nuestra relación con La Guajira y en el abordaje de nuestros programas sociales, específicamente en el año 2008, con la creación de nuestro Sistema de Fundaciones. Este Sistema, que continúa plenamente vigente, fue fundado con el objetivo de atender las necesidades más sentidas del Departamento, en cuatro frentes claves para el progreso de la región: la gestión integral de las fuentes hídricas, el fortalecimiento institucional y comunitario, el bienestar y desarrollo de las comunidades indígenas y la promoción de sectores económicos, como el turismo, que impacten positivamente en la economía local. En él, desde su creación, hemos invertido más de $76.000 millones.

Hoy, más que nunca, nuestra gestión está enfocada en convertirnos en el principal aliado de la región y de su progreso y desarrollo sostenible. Somos conscientes de los retos que enfrenta el Departamento y que nuestra gestión es solo una parte de la solución. Para lograr que La Guajira supere sus necesidades, se requiere una alianza con el Estado, otras empresas del sector privado, organizaciones no gubernamentales y comunidad para unir esfuerzos que nos permitan ejecutar proyectos que generen las dinámicas sociales y económicas requeridas para impulsar su desarrollo sostenible y el bienestar de su población.

Uno de los temas claves, sin lugar a dudas, es el acceso sostenible al recurso hídrico por parte de las comunidades rurales. Desde 2008 hemos venido trabajando en soluciones de abastecimiento y tratamiento de agua, manejo integrado de cuencas, saneamiento e higiene y gobernanza del agua.

A partir de la sequía registrada desde 2014, reforzamos nuestras acciones en este frente, lo que nos ha llevado a distribuir más de 70 millones de litros de agua a más de 200 comunidades; realizado más de 70 reparaciones a molinos de viento en 61 comunidades –que representan 2,6 millones de litros de agua al día–, y entregado más de 1.640 tanques para el correcto almacenamiento del agua. Esto ha permitido que más de 25.000 personas, especialmente de zonas rurales de La Guajira, tengan acceso a este importante recurso.

También en el frente social, pero específicamente en lo relacionado con la protección de los derechos humanos, quiero destacar nuestra participación en el año 2010 en el piloto de Naciones Unidas para la implementación de Oficinas de Quejas, basadas en derechos humanos, y dedicada a la remediación de impactos realizados por la operación. Desde entonces, tenemos en funcionamiento una Oficina de Quejas dedicada a cumplir con el principio de remediación dentro de la debida diligencia en derechos humanos.

Han sido 30 años de logros, pero también de muchos aprendizajes, que son la base para que a futuro continuemos desarrollando una minería bien hecha, cumpliendo no solo con la legislación nacional, sino adoptando los estándares y mejores prácticas que aseguren una operación que genere beneficios sociales, ambientales y económicos reales a la región y al país.

¿En Cerrejón hay carbón hasta cuándo?

En Cerrejón contamos con licencia para operar hasta el año 2033.

MM: ¿Es cierto que el carbón tiene los días contados en el mundo?

En primer lugar es importante mencionar que el carbón que producimos en Cerrejón es de tipo térmico, empleado principalmente para la generación de energía eléctrica en mundo, habilitadora del crecimiento económico, el desarrollo y el progreso.

De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía, en 2014 el carbón representó el 41% de la generación de energía eléctrica en el mundo, seguido del gas con el 22%. Para 2040, aunque se vislumbra una reducción en la participación del carbón en la generación global de energía, este continuará siendo la principal fuente de energía.

El mayor reto que tenemos nosotros como productores y nuestros clientes, es asegurar un manejo eficiente del carbón y la aplicación de las mejores tecnologías para reducir las emisiones de CO2, en línea con los recientes compromisos internacionales y asegurando la protección del medio ambiente y las comunidades.

MM: ¿Cuál es la proyección de la empresa en Colombia? ¿Y en el proyecto?

Nuestro principal objetivo es continuar operando en La Guajira, generando empleos de calidad, desarrollo de industrias, pago de impuestos y regalías, inversiones sociales y ambientales, así como atracción de inversión para la región y el país.

Queremos seguir siendo líderes del sector en Colombia y un referente en nuestra industria, produciendo y exportando carbón de manera eficiente, confiable y rentable, cumpliendo con los más altos estándares en salud, seguridad, medio ambiente, ética empresarial y respeto por los derechos humanos y las comunidades, contribuyendo al progreso de La Guajira.

Nos establecimos como visión, en un ejercicio riguroso en 2014, ser el productor y exportador de carbón líder a nivel mundial y un aliado clave para el progreso y desarrollo sostenible de La Guajira, y en estos objetivos es donde estamos focalizando nuestros esfuerzos.

En cuanto a nuestro compromiso con la región, estamos enfocados en fortalecer nuestra intervención social, buscando que sea cada vez más estratégica y que genere mayor impacto positivo. De esta manera, estamos concentrando nuestra inversión en dos ejes claves para el Departamento: identificación e implementación de soluciones sostenibles de agua y el fortalecimiento de las capacidades locales, además de nuestro reiterado compromiso con la debida diligencia en el manejo de nuestros impactos.

En este proceso, estamos convencidos de que la generación de alianzas con entidades nacionales e internacionales, privadas y públicas, y con la misma sociedad guajira, permitirá desarrollar iniciativas y proyectos en torno a un fin común que se traduzca en bienestar y progreso para la región.

MM: ¿Cómo hacer para que se inviertan mejor los recursos de la regalías y se note más su impacto social?

Desde el inicio de nuestra operación, por concepto de regalías hemos pagado $5,3 billones. Solo en 2015, pagamos más de 450.000 millones de pesos.

Con el cambio en el Sistema General de Regalías, el Gobierno ha buscado crear condiciones de mayor equidad en la distribución de los ingresos, promoviendo el desarrollo y la competitividad regional. Esto ha implicado un reto importante para las entidades públicas y comunitarias quienes deben presentar proyectos ante el OCAD para la asignación de estos recursos.

Actualmente a través de nuestro Sistema de Fundaciones acompañamos a estas entidades en la formulación de proyectos que sean financiables con recursos de regalías y otras fuentes, así como promovemos su fortalecimiento de capacidades y el control social.

 

Comments are closed.