Un panorama que inquieta

Redacción Mundo Minero enero 9, 2013 Comentarios desactivados en Un panorama que inquieta

Para las grandes empresas mineras, el país está dejando pasar los altos precios de las materias primas por los vacíos legales y de regulación en varios frentes.

El pasado 5 de diciembre, la presidenta de la Asociación de la Gran Minería, AGM, Claudia Jiménez, convocó a los periodistas para presentar el balance del sector y las perspectivas de corto plazo.

Después de la introducción técnica dijo abiertamente: “Colombia no ha entendido por qué la minería responsable es una locomotora jalonadora del desarrollo”.

Y a renglón seguido afirmó sobre los precios de los metales y minerales: “acaba de pasar un momento excepcional, sin embargo, estos precios obedecen a un patrón cíclico y es difícil pensar que estos seguirán subiendo indefinidamente”.

Casi simultáneamente, el presidente de la Asociación de petroleros, Alejandro Martínez, había hecho lo propio con su sector: no se cumplieron las metas programadas como consecuencia de lo problemas con las licencias y el orden público.

Y un día atrás, el presidente de uno de los gremios financieros, Anif, había advertido que los precios del petróleo caerán en el 2013 y que el gobierno podría tener problemas fiscales, pues había planeado sus cuentas con un precio por encima de 100 dólares y ya estaba sobre los 85 dólares por barriles. Pesimismo por todos lados.

El sustento de la dirigente de las grandes mineras sobre la coyuntura, tenía que ver básicamente con el carbón: en el 2011, la producción se ubicó en 85,8 toneladas, 15,4% por encima de 2010. Las proyecciones a diciembre de 2012 indican que el crecimiento será inferior, entre2.6% y 6%. La estimación inicial daba para 97 millones de toneladas y solo se llegará a un máximo de 90 millones.

Las razones de la situación están ahí. La primera, una disminución en el precio del mineral del 35 % en los últimos dos años y de 19 % en solo 2012. Ligado a esto, se ha dado contracción de la demanda por la desaceleración económica mundial y la aparición de nuevas formas de generación de energía.

Internamente, el paro en Fenoco y las dificultades en la  prórroga de las licencias ambientales en el departamento del César, una de las regionales productoras más importantes del país.

En el caso del oro, la producción nacional de oro se ubicó en 55,9 toneladas en 2011 y las proyecciones para el 2012 muestran un aumento entre 12 y 15%.

Giros parados

Según la señora Jiménez, a noviembre seis se han distribuido $7.9billones en regalías y a 31 de diciembre de 2012 se esperaba distribuir un billón adicional, para un acumulado de $8.9billones.

El valor de los proyectos aprobados a 30 de noviembre de 2012 en OCADS fue de $3.3billones, correspondiente a 200 municipios y 1.138 proyectos aprobados)

Hasta ahí es teoría, pues los giros específicos de regalías mineras a 30 de noviembre fueron distribuidas: $395mil millones y giradas solo $362mil millones, cifra realmente muy baja y que valida el reclamo de los mandatarios regionales en el sentido que los recursos de las regalías no les están llegando.

Para el analista y ex director del Dane, la explicación es sencilla: para obtener la aprobación de un proyecto y luego su desembolso con recursos de regalías hay que surtir 34 pasos burocráticos.

Los problemas grandes

Según la AGM, Colombia no ha entendido por qué la minería responsable es una locomotora jalonadora del desarrollo:

•         Hay dificultad de coordinación de las autoridades públicas, inter-gobierno, con entidades territoriales,  con autoridades ambientales, con organismos de control;

•         Hay fallas en la regulación ambiental: delimitación de páramos, licencias ambientales, sustracción de áreas de reserva;

•         Demoras en autorizaciones para construcción de infraestructura;

•         Las consultas previas con comunidades afectan los cronogramas;

•         Hay estigmatizaciones generalizadas al sector;

•         Se requiere mayor acompañamiento a la industria para materializar su inversión;

•         Avalancha legislativa que impacta negativamente el sector arriesgando su competitividad;

•         Dificultades de orden público e ilegalidad en el sector.

Comments are closed.